Prefiltros

Constan de una estructura metálica cuentan con un motor de polipropileno montado sobre dos rodamientos blindados en una base de acero soldada.

Tienen una parrilla de chapa perforada que cubre el área de ingreso de aire, el tubo de salida se puede adaptar a diferentes diámetros de acople utilizando los reductores metálicos que se proveen según pedido, los prefiltros Monza están pintados con pintura en polvo negra.

El rotor separa por fuerza centrífuga los contaminantes ya que al ser más pseados que el aire son expulsados a través de ranuras de descarga.

Remueve hasta un 90% de las impurezas contenidas en el aire antes de que lleguen al filtro, ahorran hasta un 10% el consumo de combustible, los prefiltros Monza son autopropulsados y autolimpiantes, es conveniente inspeccionarlos para verificar que ningún cuerpo extraño esté obstruyendo el ingreso del aire.

Están especialmente diseñados para ser montados a la boca de ingreso de la carcaza porta elemento.